La agricultura y el regadío, servicios esenciales en la crisis del COVID-19

DSC_8512.web

El Real Decreto-Ley por el que se regula un permiso retribuido recuperable para las personas trabajadoras de los servicios no esenciales, publicado en el Boletín Oficial del Estado la noche del 29 de marzo, no es aplicable a las personas trabajadoras de la agricultura, ganadería, acuicultura, pesca e industria alimentaria, así como a las actividades imprescindibles para asegurar su funcionamiento, según recoge una nota informativa del Ministerio de Agricultura.

Las comunidades de regantes, por tanto, deben seguir operativas para garantizar el suministro de agua para la producción de alimentos, cumpliendo por supuesto las medidas de seguridad y prevención que requieren las autoridades sanitarias para evitar la propagación de contagios del COVID-19. Por lo que mantendrán su actividad en la misma medida que la vienen desarrollando desde la entra en vigor del Estado de Alarma decretado por el Gobierno central para atajar esta pandemia.

Podéis descargaros la nota informativa del Ministerio de Agricultura AQUÍ